¿Cómo tienen que ser los gestores deportivos del futuro?

¿Cómo tienen que ser los gestores deportivos del futuro?

Internacionalización, comercialización y digitalización. Estas son las tendencias que determinan cuáles son las competencias clave de los gestores deportivos del futuro y el nuevo reto que deben alcanzar los centros universitarios. Pero, ¿se están encaminando realmente hacia esta orientación?

Recientemente ha finalizado el proyecto NASME (New Age of Sport Management Education in Europe). Se trata de un proyecto de ERASMUS + financiado por la Unión Europea, que pretende identificar las competencias requeridas a un gestor deportivo para adaptarse a la industria del deporte europea actual y futura. El principal objetivo de la investigación, es que los planes de estudios en gestión deportiva se adapten a estas demandas del futuro.

Una de las propuestas del proyecto, el cual pone de relevancia la importancia de la parte práctica en el aprendizaje, consiste en armonizar el programa de estudios de las diferentes instituciones educativas de manera que los diferentes cursos se complementen unos con otros de una forma útil y lógica, ayudando así a los estudiantes a adquirir las competencias requeridas. También, sería interesante un trabajo transversal entre los diferentes agentes implicados en la industria deportiva (Instituciones educativas, académicos, estudiantes, entidades deportivas, sector privado y políticos), a fin de que la enseñanza sea lo más transferible a la práctica.

El estudio confirma el impacto y la influencia que ejercen las tendencias sociales a la hora de determinar cuáles son las competencias clave de un gestor deportivo. A continuación se identifican estas competencias asociadas a las tendencias del momento:

  • Internacionalización: toman especial relevancia las competencias para abordar problemas transnacionales, y, cada vez más, el mercado laboral solicita un segundo idioma (principalmente inglés).
  • Comercialización: el valor de los derechos en los medios de comunicación ha ido aumentando de manera destacada. El deporte cada vez es más profesional en muchos aspectos. Se requieren gestores deportivos con conocimientos de marketing, capacidad de emprendimiento, de negociación y de trabajo creativo.
  • Digitalización: la revolución digital ha ocasionado cambios en la industria deportiva. Se requieren especialistas en tecnología de la información, redes sociales, marketing digital y comunicación. Las organizaciones deben saber aprovechar al máximo las opciones que provienen de la digitalización.

Este tipo de estudios representan una oportunidad para conocer las demandas del sector y actuar en consecuencia para obtener profesionales cualificados y competentes en su trabajo. Atendiendo a las conclusiones, habrá que reflexionar sobre si realmente se está trabajando para adaptar nuestros planes de estudios en gestión deportiva a los nuevos requerimientos y cuáles son las principales dificultades que pueden surgir durante la implementación para poder hacerles frente de la manera más efectiva.