La tecnología como aliada del sector deportivo

La tecnología como aliada del sector deportivo

Los Juegos Olímpicos de Tokio pasarán a la historia por diferentes causas, siendo la más conocida su emplazamiento a 2021 por culpa de la crisis sanitaria por el COVID-19. Pero, ahora que, sí que se celebrarán, en menos de un mes, es importante destacar sus singularidades. Además de las nuevas modalidades deportivas, la revolución tecnológica y digital serán las protagonistas con el desarrollo de la inteligencia artificial en las Olimpiadas.

Los Juegos de Tokio serán los primeros en tener robots asistentes y vehículos monitorizados para ayudar tanto a los y las deportistas como al público (si finalmente hay). Habrá una diversidad de robots con tareas determinadas, unos que serán los encargados de recoger los objetos utilizados en las pruebas de lanzamiento de atletismo, otros que darán información turística, retransmitirán en directo y transportarán bebida y comida, y como innovación no podían faltar las mascotas que también contarán con sus presencias robotizadas. Todas estas iniciativas tecnológicas que ya estaban pensadas antes de la pandemia, se harán más relevantes en esta nueva era online y de distanciación social.

Además de la presencia de los robots, se encuentran otras innovaciones basadas en plataformas 5G, la creación de la música oficial de las olimpiadas, las soluciones de inteligencia artificial, el monitoreo de los atletas en 3D así como la realidad virtual y el reconocimiento facial. La tecnología estará presente en tres áreas de los Juegos que son la computación, la conexión y las experiencias.

¿Y con esta revolución digital como quedará el papel del personal trabajador y el factor humano que se crea en un acontecimiento de tan alta categoría? El futuro es incierto y la evolución de la tecnología está llegando a unos límites donde la sociedad tendrá que adaptarse o hacer frente a este cambio de perspectiva.

Esto no se queda aquí porque los Juegos de Tokio han propuesto otro componente tecnológico con los e-sports. Durante el mes de junio se ha realizado la Serie Virtual Olímpica, un acontecimiento de cinco torneos virtuales con videojuegos deportivo como Gran Turismo o eBaseball, donde cualquier persona podía participar desde su casa. Con esta iniciativa se quiere aprovechar que los videojuegos sean incluidos a los Juegos Asiáticos en su próxima edición (2026), y así fomentar el desarrollo de los deportes virtuales y participar más en la comunidad de videojuegos.

¿Cómo repercutirá al futuro del deporte estas innovaciones tecnológicas? ¿Las grandes empresas del sector deportivo serán capaces de adaptarse a estos cambios e introducir la tecnología como experiencia para el consumidor? Quizás ha llegado el momento en que los e-sports tienen que aceptarse como una modalidad más a pesar de que el componente físico no siempre esté presente y apostar porque los videojuegos sean una forma de acercar a los jóvenes a que practiquen actividad física con las consolas de movimiento y realizando juegos deportivos en grupo.

¿Está tan lejos el que se practique deporte ante la televisión y con un aparato electrónico al lado? La pandemia nos ha afirmado que está opción ha sido la más eficaz para dar respuesta a la necesidad de hacer deporte durante los meses de confinamiento.

La tecnología evoluciona cada vez más rápido y la sociedad está viviendo una transformación que afecta en todos los niveles y aspectos de la vida cotidiana. ¿Será capaz el sector deportivo de sumarse a este cambio con la experiencia vivida?