El triple impacto de las organizaciones deportivas

El triple impacto de las organizaciones deportivas

Cualquier acción de una organización deportiva tiene un impacto. El impacto es el conjunto de consecuencias provocadas por una actuación que afecta a un entorno o ambiente social o natural. También se puede definir el impacto como la modificación o alteración del entorno derivado de nuestras acciones y este puede ser positivo, neutro y/o negativo. Es responsabilidad de las propias organizaciones transformar los impactos negativos en neutros, convertir los neutros en positivos y maximizar los positivos, siguiendo una estrategia definida.

Todo y que el impacto de las organizaciones deportivas pueda generar impacto de diferentes ámbitos más allá del impacto económico, se destaca el triple impacto desde la perspectiva deportiva, social y ambiental.

Así entonces, todo y que no se puede controlar todos los impactos, las organizaciones y entidades deben tomar conciencia y responsabilizarse de cuáles son los impactos dentro de ecosistema de la propia organización de acuerdo a su filosofía y valores. En este sentido, las organizaciones pueden realizar preguntas como ¿Qué impactos son los que generamos en el nuestro entorno inmediato?, ¿Qué hacemos para minimizar los impactos negativos?, ¿Cuáles son nuestros valores?, ¿A qué precio?, etc. Para poder comenzar a responder algunas de estas preguntas, la siguiente figura nos puede ser de ayuda para tener en cuenta las diferentes perspectivas y equilibrio existentes entre ellos.

Triple impacto organizaciones deportivas

Los agentes deportivos tienen un papel fundamental a la hora de generar el impacto positivo tanto el ámbito deportivo, social como también en el medioambiental. Para lograr este impacto positivo, las organizaciones deben realizar una reflexión estratégica para conocer la situación actual en la que se encuentran y definir el camino para llegar a los objetivos que desean con un impacto coherente de acuerdo su filosofía. Hay que definir los valores y pilares fundamentales, los cuales deben de estar alineados con los objetivos y acciones específicas, así como el desarrollo del día a día.

En el contexto social está en el orden del día el desarrollo sostenible, bajo la premisa de satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin comprometerse las posibilidades de las generaciones futuras. Para hacer esto posible, en el contexto de la Agenda 2030 se están fomentando las políticas públicas, así como también dentro del ámbito privado, por el compromiso de lograr los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS). El ámbito deportivo puede tener un impacto relevante en su consecución, integrando estos en las diferentes estrategias de las organizaciones deportivas y valorando los diferentes impactos comentados.

ODS Deporte

Son muchos los ejemplos de organizaciones deportivas que realizan iniciativas para generar impactos positivos y minimizar los negativos, así como iniciativas que surgen con esta finalidad como son el proyecto Bluebro o la Ultra Clean Marathon. La primera es una iniciativa para concienciar del impacto en el medio ambiente natural mediante la recogida de residuos en un descenso en kayak por el río Ebro. Esta iniciativa ha resultado en la creación de un prototipo para la recogida de residuos fluviales de manera sostenible. La segunda mezcla la práctica deportiva con la recogida de residuos con el objetivo de recoger fondos económicos para proyectos medioambientales.