Círculos de Comparación Intermunicipales

Círculos de Comparación Intermunicipales

Colaborando con la Diputación de Barcelona y los Círculos de Comparación Intermunicipal desde 2005 con el Servicio de Deportes y 2012 con el Servicio de Educación: más de 130 técnicos/as municipales y más de 60 municipios.

Los Círculos de Comparación Intermunicipal (en adelante CCI), proyecto de la Diputación de Barcelona, se configuran como un método de trabajo en el ámbito de la prestación y gestión de servicios municipales. Con estos se pretende medir, comparar y evaluar resultados mediante un conjunto de indicadores comunes y a la vez intercambiar experiencias entre los municipios participantes; en la actualidad, ya son más de 130 técnicos/as municipales y más de 60 municipios diferentes. Itik Consultoría lleva colaborando en este proyecto desde el año 2005 con el Servicio de Deportes y desde el año 2012 con el Servicio de Educación el cual reúne las Escuelas Infantiles y las Escuelas de Música.

Los indicadores que conforman los CCI se organizan en el que se conoce como el Cuadro Resumen de Indicadores (CRI) el cual se convierte en la herramienta para la planificación, gestión y control de los procesos de los diferentes servicios municipales analizados. A la vez, éste está formado por 5 dimensiones diferentes, que son las siguientes:

Así pues, los Círculos de Comparación Intermunicipal proporcionan datos clave para adoptar las medidas más adecuadas en cada momento, así como tomar decisiones y definir estrategias de futuro para lograr objetivos establecidos desde los servicios municipales.

El papel que juega Itik Consultoría en este proyecto es clave ya que es la encargada dar soporte en el proceso de diseño del CRI, en la recogida de datos con los municipios, así como en el análisis de los resultados y la participación en los talleres de mejora. Con el aumento de municipios participantes y la evolución que el proyecto ha ido experimentando, Itik Consultoría se ha tenido que adaptar, creando herramientas específicas de detección de errores en la recogida de datos, así como nuevos instrumentos que permiten validar los datos con más efectividad. Del mismo modo, ha incorporado el uso de vías de comunicación complementarias adaptadas al nuevo contexto, así como aporta su conocimiento del sector y experiencia en la interpretación de los resultados obtenidos en cada edición.