Diseño de una metodología de criterios para la distribución de los espacios deportivos municipales

Diseño de una metodología de criterios para la distribución de los espacios deportivos municipales

Trabajar para dotar de recursos a la administración local en disponer de unos criterios específicos y adaptados que permitan una distribución justa y equitativa de los espacios deportivos municipales.

En las últimas dos décadas, el deporte asociativo ha sufrido un crecimiento continuo, hecho que ha derivado a un aumento de demanda en el uso de los espacios deportivos, llegando en muchos casos a superar la capacidad existente de los espacios deportivos disponibles. A la vez, la oferta municipal de actividades para la ciudadanía está tomando cada vez más importancia hacia la voluntad de crecimiento de hacer accesible la práctica deportiva a todo el mundo.

Así, la realidad de las administraciones locales es que se encuentran con una demanda más alta que los espacios existentes y una tendencia de crecimiento por parte de las entidades deportivas contraria a la dotación de recursos económicos disponibles. Aun así, esta situación se complementa con un interés mayor de la ciudadanía al practicar actividad física y deporte y la existencia de más colectivos vulnerables que quieren acceder a la práctica deportiva. En definitiva, hay un aumento general de la demanda para desarrollar actividad deportiva.

A todo esto, se tiene que añadir que las entidades deportivas disfrutan del uso de las diferentes instalaciones deportivas municipales exentas de la aplicación de las tasas y precios públicos, siendo el ente local el órgano responsable de promocionar una práctica segura y adecuada a la normativa correspondiente, y a la vez aplicar los requerimientos pedidos por el tejido asociativo.

En este sentido, en los últimos años, algunos ayuntamientos del territorio catalán han visto la necesidad de disponer de un sistema de distribución de espacios deportivos objetivable que concrete los criterios de asignación de las horas de entrenamiento. Según la experiencia de itik consultoría en estos proyectos, esta metodología, tiene que estar ajustada a cuatro aspectos clave:

  • A la realidad del parque de instalaciones deportivas del municipio
  • A las necesidades de las entidades deportivas
  • A los principios de la libre concurrencia
  • Alineada a las políticas deportivas municipales

Este último aspecto es fundamental para dirigir, concretar y desarrollar los criterios hacia los ejes estratégicos de ciudad. Por lo tanto, la unión entre la administración local y las entidades deportivas tiene que ser efectiva y estar alineada para que las dos trabajen bajo los mismos objetivos.

Así, conocer la realidad del entorno, analizar en detalle la saturación de los espacios deportivos, así como entender las necesidades de las entidades son los primeros pasos para poder diseñar la metodología adecuada. Toda esta primera parte en conjunto con un trabajo colaborativo con el ente local para priorizar las directrices políticas da lugar a la creación de una herramienta estandarizada que aporta a la administración local recursos para distribuir los espacios deportivos de una manera equitativa según unos criterios objetivos y medibles.